Valores / Misión / Visión

“Asegurar el avance hacia la Sociedad de la Información y así el buen vivir de la población ecuatoriana”

Antecedentes:

El Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información fue creado mediante Decreto Ejecutivo Nº 8, firmado por el Presidente de la República, Econ. Rafael Correa Delgado, el 13 de agosto de 2009.

En la actualidad la Ministra de Telecomunicaciones es la Ing. Alexandra Álava Freire.

La creación del Ministerio de Telecomunicaciones responde a la necesidad de coordinar acciones de apoyo y asesoría para garantizar el acceso igualitario a los servicios que tienen que ver con el área de telecomunicación, para de esta forma asegurar el avance hacia la Sociedad de la Información y así el buen vivir de la población ecuatoriana.

El titular de esta cartera de Estado, se encargará de apoyar el proceso de mejoramiento de los servicios que prestan las instituciones del sector de telecomunicaciones, coordinar las acciones para a través de políticas y proyectos promocionar la Sociedad de la Información y del Conocimiento y las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Misión:

Ser el órgano rector del desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación en el Ecuador, que incluyen las telecomunicaciones y el espectro radioeléctrico, que emite políticas, planes generales y realiza el seguimiento y evaluación de su implementación, coordinando acciones con los actores de los sectores estratégicos para garantizar el acceso igualitario a los servicios y promover su uso efectivo, eficiente y eficaz, que asegure el avance hacia la sociedad de la información para el buen vivir de la población ecuatoriana.

Visión:

Constituirse en la entidad, referente de la gestión pública, que lidere y gobierne todos los procesos necesarios para que los ciudadanos accedan y generen información y conocimiento, mediante el uso efectivo de las tecnologías de la información y comunicación integrados activamente al proceso de desarrollo social y  solidario del Ecuador.

Valores:

BIEN COMÚN: Todas las decisiones y acciones de las y los servidores, y, las y los obreros que prestan sus servicios en el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, deben estar dirigidas a la satisfacción de las necesidades institucionales, en beneficio de toda la sociedad.

En tal virtud ningún servidor u obrero, permitirá que en el desempeño de sus funciones  influyan, intereses que puedan perjudicar el bienestar institucional.

El compromiso con el bien común implica que las y los servidores; y, las y los obreros del MINTEL estén conscientes de que la administración pública es un servicio a la colectividad.

INTEGRIDAD: El servidor u obrero del MINTEL debe actuar con honestidad, atendiendo siempre a la verdad.

Conduciéndose de esta manera, la y el servidor; y, la y el obrero fomentará  la credibilidad de la sociedad en las instituciones públicas y contribuirá a generar una cultura de confianza y de apego a la verdad.

COMPORTAMIENTO: Las y los servidores, y, las y los obreros observarán un comportamiento intachable, respetuoso, diligente en el desempeño de sus funciones en beneficio de  la Institución y la sociedad en general.

HONRADEZ: El servidor u obrero del MINTEL, no utilizará su cargo para obtener algún provecho o ventaja personal o a favor de terceros.

Tampoco deberá buscar o aceptar compensaciones o prestaciones de cualquier persona u organización que puedan comprometer su desempeño.

IMPARCIALIDAD: El servidor u obrero del MINTEL, actuará sin conceder preferencias o privilegios  a persona alguna; su compromiso es tomar decisiones y ejercer sus funciones de manera objetiva, sin prejuicios personales y sin permitir la influencia de otras personas.

JUSTICIA: El servidor u obrero del MINTEL, se conducirá con apego a las normas jurídicas, por ello, es su obligación en acatamiento a lo ordenado en la Constitución de la República, conocer, cumplir y hacer cumplir la ley y las disposiciones emanadas de  la autoridad.

TRANSPARENCIA: El servidor u obrero del MINTEL, debe permitir y garantizar el acceso a la información gubernamental, sin más  límite que el que le imponga el interés público y los derechos de privacidad de los particulares establecidos por la ley.

La transparencia en la administración pública implica hacer la gestión institucional visible, accesible, comprensible, comparable y periódica, al ciudadano principal destinatario de la información.

RENDICION DE CUENTAS: Para el servidor u obrero del MINTEL, el rendir cuentas significa asumir plenamente ante la sociedad, la responsabilidad del desempeño de sus funciones en forma adecuada y sujetarse a su evaluación; ello le obliga a realizar sus funciones con eficacia y calidad, así como estar predispuesto a desarrollar procesos de mejora continua, de modernización y de optimización de recursos públicos.

GENEROSIDAD: El servidor u obrero del MINTEL  debe conducirse con una actitud sensible y solidaria, de respeto y apoyo hacia la sociedad y el personal con quienes interactúa.

Esta conducta debe ofrecerse con especial atención hacia las personas o grupos sociales más vulnerables.

IGUALDAD: El servidor u obrero del MINTEL en el cumplimiento de sus funciones cumplirá con el principio de Igualdad determinado en la Constitución de Estado, esto es, respetando el sexo, la raza, el credo, la religión o la preferencia política, de quienes son usuarios de su servicio.

RESPETO: El servidor u obrero del MINTEL debe dar a las personas un trato digno, cortés, cordial y tolerante.

Está obligado a reconocer y considerar en todo momento los derechos, libertades y cualidades inherentes a la condición humana.

LIDERAZGO: El servidor u obrero del MINTEL debe convertirse en un decidido promotor de valores y principios en la sociedad, partiendo de su ejemplo personal al aplicar cabalmente en el desempeño de su cargo éste Código de Ética.

Este liderazgo debe ser asumido dentro de la institución, fomentando aquellas conductas que promuevan una cultura ética y de calidad en el servicio público.